NUESTRAS CREENCIAS


¿QUIÉN ES NUESTRA MÁXIMA AUTORIDAD?

En nuestra iglesia nuestra suprema autoridad es Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo. En nuestra iglesia Jesús es nuestra Cabeza, porque a él designo el Padre.  El Espíritu Santo es el Maestro a quien Jesús dejo en su lugar para que nos de la guía para conducirnos en toda área de nuestra vida. La Biblia es el manual Divino inspirado por el Espíritu Santo para que por medio de ella sepamos los principios y mandamientos para conducirnos bien en toda área de nuestra vida.

2 Timoteo 3:16 Dice: Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir. (Biblia traducción en Lenguaje actual) Por eso creemos que la Biblia es el manual de Dios para la vida Buena.  Los pastores son servidores que ministran por medio de todo el consejo Bíblico, como maestros, como consejeros, como modelos de vida, asistidos por ancianos y directores de ministerios.

¿CUÁL ES NUESTRA MISIÓN?

Nuestra Misión tiene dos objetivos. Por un lado comunicamos a nuestras comunidades y al mundo que la vida eterna, en el cielo, con Dios, después de la muerte; es posible gracias al sacrificio voluntario de Cristo en la cruz para pagar la culpa de los pecados (que no podíamos pagar por ningún otro medio) de todo aquel que lo quiere creer.

Juan 3:16 “Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna.17 Porque Dios no me envió al mundo para condenar a la gente, sino para salvar a todos.

Por el otro lado nuestra misión es convertirnos progresivamente en mejores discípulos de Cristo, no en religiosos, sino en gente que aprende a discernir entre lo que de este mundo es verdaderamente bueno, para hacerlo, aunque cueste, y lo que es verdaderamente malo para rechazarlo, aunque luzca muy atractivo. Esto lo logramos por medio del estudio de la Biblia que nos indica cómo conducirnos en esta vida en aéreas como La familia, el matrimonio, la ética, la moralidad, las finanzas, el ser un buen ciudadano, la ayuda al necesitado, el ánimo mutuo, etc.

2 Timoteo 3:16-17 Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir.17 De ese modo, los servidores de Dios estarán completamente entrenados y preparados para hacer el bien.

¿QUÉ PRACTICAMOS?

Practicamos lo que Jesús mandó a sus discípulos hacer en el diario vivir. Así no solo podemos vivir bien, señalar a otros la buena vida que El ofreció, pero también cumplir los propósitos que Dios tuvo en crearnos y permitirnos vivir en este mundo.

Primeramente como estilo de vida, reconociendo y aceptando la guía de Dios en nuestras vidas. Orando regularmente dándole gracias y encomendando toda acción diaria a su perfecta voluntad. También le adoramos como familia los días Domingos en nuestro “SERVICIO DE ADORACIÓN” en el cual cantamos sobre lo que él Es, hace y lo que deseamos que haga en nuestras vidas, reconociendo su poder, su soberanía, su control sobra nuestras vidas y el universo. Lo hacemos con música en vivo, con ritmos contemporáneos y diferentes ayudas visuales.  Lo hacemos con alegría, reflexionando en lo que decimos, con emoción, expresando nuestro corazón, pero también bajo el control del Espíritu Santo, con libertad pero sin desorden, sin emociones fuera de control, ni expresiones corporales que pudieran incomodar a otros.

En nuestro servicio de adoración también Oramos por las necesidades de unos y otros y predicamos la Palabra de Dios con enseñanzas que nos ayudan a conocer a Dios, su carácter, sus promesas, sus demandas y que aplicaciones que nos retan a vivir diariamente de acuerdo a esas demandas.  La Palabra, que nos ayuda a interpretar lo que pasa en el mundo, lo que será la vida eterna después de la muerte y lo que Dios espera que sus hijos logren con su manera de vivir en el presente.

 

Marcos 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. 

No solo nos reunimos como familia/iglesia los Domingo, también lo hacemos entre semana en grupos más pequeños en las casas de los miembros que voluntariamente las abren con este fin. Nos reunimos para animarnos, para celebrar lo bueno que Dios permite en nuestras vidas, para orar y ayudar en las necesidades que todos enfrentamos, para estudiar temas bíblicos relevantes o simplemente para motivarnos y animarnos a continuar. Todos, miembros y no miembros están invitados a participar.

Romanos 12:4-5 Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función,5 también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.

No se puede ser un cristiano verdadero sin mostrar un crecimiento y desarrollo espiritual progresivo. Esto se logra por medio del hábil estudio de la BIBLIA y la perseverancia en la ORACIÓN.  Dios espera que en la vida avancemos por distintos niveles progresivos de madurez que demuestran que él está vivo y activo en nuestro corazón.  Esto trae grandes benéficios para nuestra vida.

Colosenses 2:6-7 Ustedes han aceptado a Jesucristo como su dueño y Señor. Por eso deben vivir como a él le agrada.7 Tal como se les enseñó, confíen en él cada vez más, vivan obedeciendo sus enseñanzas para ser cada vez mejores, y den siempre gracias a Dios.

Juntos podemos lograr más que separados. Jesús dijo que donde dos o más de sus hijos están reunidos en su nombre, él estará presente. Imagínese si nos reunimos más de dos. Dios asiste a cada uno de sus hijos por medio de ellos mismos. Aunque Dios puede usar medios milagros para ministrarnos él ha escogido hacerlo por medio de los miembros de su iglesia. Cada uno tiene habilidades especiales por medio de las cuales el poder de Dios puede manifestarse para suplir las necesidades de sus hijos. En IBD todos sus miembros son ministros, cada uno está invitado a participar en la obra del ministerio.

1 Pedro 4:10 Cada uno de ustedes ha recibido de Dios alguna capacidad especial. Úsenla bien en el servicio a los demás. (TLA)

Jesús escogió a su iglesia para comunicarles las Buenas Noticias de Salvación a través de su sacrificio en la cruz. Esto es: Dios perdona la culpa del pecado de cada una de sus criaturas si creen que Jesús en la cruz tomo el lugar de cada uno de ellos. En IBD tomamos en serio nuestro compromiso individual de invitar a todos a recibir el perdón de Dios. Esto es garantía de vida eterna después de la muerte. Es requisito para que el Espíritu de Dios nos ayude a comprender la Biblia y nos guie cada día. Pero principalmente, es el principio de una vida mejor aquí en la tierra que continúa en el cielo después de nuestra muerte física.

2 Corintios 5:19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.